Tener Presencia en Internet

Tener presencia en Internet (o simplemente estar en Internet) es necesario, útil y ha dejado de ser opcional.

Tu página web y las redes sociales son herramientas que te permiten crecer y consolidarte como empresa. Son canales para exhibir y promocionar tu marca, fidelizar clientes existentes y atraer nuevos.

Estar en Internet es estar donde te están buscando ahora mismo.

Al día de hoy, si tu empresa no está en Internet, es como si no existiera.

¿Por qué deberías estar en Internet?

Porque tu empresa tiene cosas que contar. Cosas útiles e importantes para tu rubro o sector, para clientes y potenciales clientes.

Pequeñas y medianas empresas encuentran en Internet el medio más idóneo para llegar y atraer a su público. De una manera directa, convirtiéndose en un canal eficiente y menos costoso que los tradicionales.

Tu competencia ya está en Internet, promocionando sus productos y servicios, fidelizando clientes existentes y atrayendo nuevos.

¿Cuáles son las razones fundamentales para estar en Internet?

Credibilidad

Todos los clientes esperan que las empresas cuenten con un espacio «en línea» desde el que den a conocer los productos o servicios que ofrecen y esto aumenta la confianza.

Los buscadores de Internet, y principalmente Google, son la primera fuente de consulta en los procesos de la compra. Mucha gente busca en la red antes de adquirir un servicio o producto

Que un negocio no cuente con presencia en internet se interpreta como un negocio improvisado o no consolidado.

Captación y fidelización de clientes

Internet se ha convertido en una de las herramienta más útiles y necesarias para hacer progresar cualquier negocio y es que no solo sirve como canal de exposición de la marca, sino que constituye un modo de fidelizar a clientes, atraer a otros nuevos y promocionar el negocio creando una experiencia completa con la marca.

Oportunidad de ampliar el negocio

Tu empresa cuenta con una exposición directa las 24 horas, los siete días a la semana, los productos y servicios estan al alcance de un público realmente extenso y en todo momento.

Ya estoy en redes sociales, ¿no alcanza con eso?

Lamentablemente no, es un comienzo pero no es suficiente.

Si solo estás en redes sociales, es como si hubieras comenzado a hacer tu casa por el techo.

Las base de tu presencia en Internet es tu página web, desde ahí debe crearse tu estrategia de marketing y promoción, fidelización y captación de nuevos clientes.

Para concluir, estar en Internet es un trabajo que requiere dedicación y esfuerzo. No basta con tener un sitio web y dejarlo abandonado ahí, eso sería aún peor que no tenerlo.

Es fundamental mantenerlo actualizado en cuanto a contenidos, funciones y estética.

Eso va a generar una carga de trabajo extra, pero la recompensará con creces y aquí estamos para ayudarte.